Técnica de masaje profundo basado en movimientos de fricción, amasamiento y estimulación de puntos acupunturales en la región facial

¿Cómo actúa?

El masaje facial se entiende como una forma de estética, pero principalmente de salud.

Mejora la circulación sanguínea en rostro, cuello y cabeza, aumentando la capacidad de hidratación de la piel

Atenúa las arrugas, previene la flacidez y frena los signos de envejecimiento

Favorece la eliminación de células muertas de la piel, aportando luminosidad y un efecto más saludable

Activa el sistema linfático